miércoles, 9 de marzo de 2011

Testimonio de una familia que ya obtuvo sus certificados de primaria en el INEA



El homeschooling en México está en pañales, sobre todo para familias como la mía, que educa en casa simplemente porque considera que es la mejor opción.
Pero siento que las comunidades cristianas llevan más kilómetros recorridos en esta cuestión de educar en casa. Ellas fueron las primeras en crear espacios virtuales para compartir experiencias e intercambiar libros, material, etc. Las primeras en organizar jornadas para visitar sitios de interés, o simplemente para compartir experiencias, actividades, y conocerse.
Y por supuesto, fueron las primeras en investigar la manera de obtener acreditación oficial para los estudios de sus hijos.

Judith, una mamá homeschooler, tuvo la amabilidad de enviarme su testimonio de cómo decidieron educar en casa allá por 1997 y cómo sus hijas obtuvieron los certificados oficiales de primaria.

PARA LOS QUE DICEN QUE NO SE PUEDE, JEJE!

Eternas gracias Judith, por compartir tu experiencia y ayudar a las que tenemos poco rato en esta aventura de educar sin escuela =)





EDUCANDO EN CASA EN MÉXICO: CERTIFICACIÓN OFICIAL POR INEA 
  TESTIMONIO DE NUESTRA FAMILIA 

Educar en casa a nuestros hijos fue una decisión que tomamos mi esposo Ernesto y yo hace algunos años, después de asistir a la Segunda Conferencia de “El Hogar Educador” en Saltillo Coahuila, allá por el año de 1997, si mal no recuerdo. Con algunos tropiezos, entre ellos el de enviar a nuestras dos hijas mayores al preescolar un año, y la mayor cursar el primero de educación primaria en una escuela pública. Una de las razones más poderosas para mí, fue la cuestión de la legalidad. Pensaba erróneamente que al no enviar a mis hijas a una escuela “oficialmente” establecida estaba incurriendo en un delito. Otra cosa que nos movía a tenerlas en una escuela era que así nos ahorrábamos el tener que dar explicaciones a la familia, amigos y vecinos acerca de nuestras razones para educar en casa. Dejamos de ser “diferentes” ante sus ojos y dejaron de cuestionarnos, y yo en mi interior sentía alivio. Pero Ernesto y yo no teníamos paz, y Dios seguía hablando a nuestro corazón. Menciono a Dios porque somos cristianos, y para nosotros obedecer la Palabra de Dios escrita en la Biblia, es muy importante. Por fin, un día, decidimos hacernos responsables de la educación de ellas, y que recibieran su instrucción en el hogar. Empecé a investigar acerca de esto y me encontré que educar en casa no es algo “ilegal” en México. También escuchamos una conferencia por Darío Clingan de El Hogar Educador, donde el presentaba los resultados de una investigación que realizó en el Estado de Coahuila, hablando directamente con autoridades acerca de este tema. Eso nos fue reafirmando. Entre las investigaciones que realizamos, la mayoría por internet, al estar en contacto con grupos de educadores en el hogar en mi país y en otros de habla hispana, encontramos que en México existe el  Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA). Este instituto se encarga de acreditar estudios en personas que por alguna razón no han podido obtener certificados oficiales,  y brinda ayuda a  las personas que lo soliciten, ya sea que cursen estudios con material que ellos mismos facilitan, o presentando exámenes para la validación de estudios que por alguna razón no están certificados por la SEP. Entre tanta información, nos enteramos de un programa dirigido a niños llamado “10- 14”, que se encarga de proveer material completamente gratuito para que niños y adolescentes de estas edades puedan estudiar de forma abierta y después de presentar exámenes, al aprobar el plan de estudios, se certifica la educación primaria, con un certificado avalado por la SEP, con validez oficial en todo México. En la página de INEA en internet leí que podían ser varias causas para abrir este programa, entre ellos, cuando un niño no se adaptaba a la escuela, porque era mayor que los demás compañeros de clases, o por otras razones, se podía cursar este plan de estudios y recibir certificación oficial al llegar a los 10 años de edad, hasta los 14. Ernesto y yo tomamos la decisión de que las dos hijas mayores cursaran este programa por testimonio a algunos familiares, que pensaban que los educadores en casa, y los cristianos en general,  solo perdíamos el tiempo, para evitar ser tropiezo a ellos. Tirsa y Elizabeth habían estudiado en casa, así que para ellas no fue difícil presentar un examen de conocimientos para ubicar que módulos debían cursar. Acudimos a las oficias de este Instituto, que en el Estado de Durango se llama IDEA (Instituto Duranguense para la Educación de los Adultos), y cumplimos con unos requisitos muy sencillos, como llevar acta de nacimiento de nuestras hijas, comprobante de domicilio y que fueran vestidas con una blusa blanca. El trámite no llevó mucho tiempo, y ese mismo día quedaron inscritas al programa, y regresamos a casa con una credencial que las acreditaba como alumnas y sus primeros módulos de estudio, y allí les asignaron un técnico que llevaba su caso en particular. El trabajo de este técnico consiste en proveer los materiales de estudio de cada alumno a su cargo, brindar asesoría académica en caso de necesitarlo, animar al alumno a continuar sus estudios y preparar la papelería necesaria antes de cada examen.  Mis hijas estudiaban a su ritmo, en casa y luego presentaban los exámenes respectivos, y confieso que para ellas no fue difícil pues ya estaban acostumbradas a estudiar. Obtuvieron su certificación de estudios aproximadamente en un año, sé que algunos niños han necesitado más tiempo, otros menos, eso depende del alumno. El certificado tardó alrededor de un mes. En lo personal,  mi esposo y yo revisábamos  los módulos de estudios cada vez que se los entregaban, pues al ser un material para adultos, no siempre los considerábamos aptos para niñas de la edad de ellas. Como era necesario que presentaran examen de cada módulo, los que nos parecían   ”difíciles”, nosotros los explicábamos de una manera sencilla, como fue el caso de una materia que sería la equivalente a biología, cuyo texto tenía imágenes muy explícitas acerca de sexualidad. En una ocasión no tenían el texto de una materia en INEA, y lo pudimos estudiar vía internet. También allí podíamos encontrar guías de estudios, y material complementario para enriquecer el aprendizaje. Mis hijas terminaron sus estudios en INEA, y lo consideran una experiencia positiva en sus vidas. Tirsa, la mayor, cumplirá este abril 15 años de edad. Y esta es la edad para empezar a estudiar en INEA la educación Media Básica, o secundaria.  Ella se está empezando a preparar para esta experiencia. Este relato es acerca del programa 10-14, pero existe en INEA la posibilidad de obtener certificados oficiales  sin necesidad de cursar estudios con el material que ellos manejan, presentando sus exámenes de acreditación a partir de los 15 años de edad.

Judith Herver De Solis

9 comentarios:

yayis dijo...

vaya que me esta dando lios el blogger

Laura que tranquilizante leer testimonios asi... precisamente en estos momentos, antes de leerlo platicaba con mi esposo sobre la posibilidad de que alguien mal intencionado quisiera presentar una denuncia por maltrato o cualquier cosa por el simple hecho de ser hs... le lei en voz alta el post a mi esposo y nos encanto...

Retomando... a mi me toca ir en agosto...ire a la de San Angel... es a la que fuiste antes de ir a la de puebla? por cierto estaba leyendo tus post pasados y me quede en el del cinco de enero jejee... me quede con la duda... asi que voy a leerlo...

Laura dijo...

No Yayis, yo fui al de Coyoacán, pero da igual, es raro leer comentarios de que alguna mamá HS fue tratada mal en algún INEA ;)

Decile a tu esposo que se quede tranqui, por suerte en México las instituciones no ven con malos ojos el homeschooling, ni hay ley alguna que pueda obligarte a escolarizar... al menos por ahora!!

Un gran abrazo!

Beatriz dijo...

Hola, Soy Beatriz. Mi hija recién cumplió 8 años en febrero y sinceramente quiero que aprenda desde casa. Pero leo que en el INEA solo aceptan de 10 a 14 años. ¿Alguien me pudiese orientar, o ayudar? Ella va en 2do Grado en escuela pública en la Ciudad de México, pero la Educación no es lo que era en mis tiempos y no quiero que mi hija se forme en un "status quo" independientemente del bulling que ha sufrido. Ella ya no quiere volver a la Primaria desde ese acontecimiento. No puedo costearle una escuela privada, además que la educación en las escuelas privadas ahora es : "Cuanto tienes, cuanto vales". Por favor, alguien que me sepa orientar se lo agradeceré infinitamente, me urge saber del tema más ampliamente.
ironpandorabox@gmail.com

Laura dijo...

Beatris, lamentablemente acá en México no podemos acreditar año con año los conocimientos de nuestros hijos. La única opción es que cuando tu hijo cumpla los 10, te acercás al INEA más cercano a tu domicilio y decís que quieren acreditar toda la primaria. Le van a hacer un examen con el que aprobará 3 de los 12 módulos que integran dicho examen. Los otros 9 módulos no los puede rendir mediante examen, sino que te dan guías de estudio que tenés que resolver en casa y entregar en el INEA. Cuando tu hijo resuelva y entregue el último módulo, te dan el certificado oficial de primaria (el mismo que obtienen los chicos que asisten a las escuelas). No tengas miedo que no es algo ilegal en México, es sólo que hay un vacío legal y entonces quedamos un poco al margen de la legislación vigente.
Otra manera de acreditar estudios es inscribirte en una escuela a distancia, pero ahí estamos hablando de bastante dinero.
Cualquier cosa, estoy a tus ordenes!

Beatriz dijo...

Mil Gracias Laura, ya tengo más clara la idea. Ahora solo pregunto... Cómo comienzo? Hay alguna guía o algo así para comenzar a trabajar con ella?
Perdona los acentos fuera de lugar, pero el teclado está un poco extraño, disculpa

Uriel dijo...

Gracias por sus comentarios, estabamos inseguros de dar el paso, ya que la enseñanza publica a mermado bastante es totalmente perversa, tambien nuestra fe esta en Cristo por tanto nos es una respuesta firme que el Señor sea con Ustedes gracias.

Anónimo dijo...

hola, me llamo lilia y estoy muy interesada en darle a mis 2 hijas menores educacion en casa, la mayor acaba de pasar a 2do. de secundaria y ha sido muy baja la educacion que recibe, realmente la calidad de los maestros deja mucho que desear, hay algunos que como dice mi hija hablan con faltas de ortografia o no tienen criterio, algunos dias me llega diciendoo que tuvieron hasta 3 horas libres porque no llego el maestro, y me pregunto si para eso me levanto diariamente antes de que salga el sol voy y vengo todos los dias, para colmo la mayor entra a las 7 y las de primaria a las 8, salen a las 12 y la mayor a la 1 pm. por lo que pierdo una hora vacia por la manana de 7 a 8am y otra hora en la trade de 12 a 1pm esperando en mi camioneta a que entren si sumaamos en la semana son 10 horas desperdiciadas en esperar, lo cual si valiera la pena la educacion no me importaria pero no es asi. A mi hija de 4to. le toco este ano una maestra muy prepotente al grado que mi hija y la mayoria de su grupo bajaron de calificacion drasticamente y de todas maneras le tengo que explicar toda la clase yo porque la maestra se molesta cuando le vuelven a preguntar y por eso muchos ninos no lo hacen, se quedan con la duda y al final se refleja en sus calificaciones. y mi hija de 2do. le aburren las clases ya que tiene mucha capacidad. me dicen que en inea de Mexicali que hasta que tenga 15 anos de edad la pueden aceptar para hacer la primaria porque en el programa 10 14 solo son ninos que por abandono o alguna situacion extrema no pueden tener acceso a la educacion y que me tendria que esperar por fuerza hasta los 15. alguien de uds. ya lo hizo por medio del programa 10 14? les agradeceria me orientaran. gracias

Anónimo dijo...

Necesito mas informes..tendre a mi hijo en casa..ya que la secundaria no es buena para el...en éste momento

Anónimo dijo...

Soy psicólogo...copastor...y como le hago ?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...